La ventana

nº5


¡¡¡NUESTROS MAYORES SE DIVIERTEN!!!

Los/as alumnos/as de Garantía Social: Auxiliar de Ayuda a Domicilio, hemos ido a conocer el Centro Social de personas Mayores “El Llano”. Por si no lo sabéis, los CSPM son centros que tratan de ayudar a nuestros/as abuelos/as a relacionarse con otras personas de su edad, realizando actividades que mejoran su calidad de vida.

El Centro Social de Personas Mayores (CSPM) “El Llano” lleva en funcionamiento desde hace 11 años.

Anteriormente, este tipo de centros, se denominaban “Hogares” y dependían del INSERSO. Ahora, dependen de la Consejería de Asuntos Sociales del Principado de Asturias, estando concebidos como lugares para el ocio de nuestras personas mayores.

Una parte de sus instalaciones están destinadas a  “Centro de  Día” para personas mayores dependientes (máximo 20 personas), con un servicio de transporte que les recoge en su domicilio a las 10 de la mañana, devolviéndoles a sus respectivos hogares a las 17:00 h. Realizan tareas rehabilitadoras, terapéuticas y, así, liberar a la familia y evitar el internamiento. Este colectivo tiene sus propias salidas y actividades aunque algunas pueden ser compartidas con el CSPM. Es atendido por un equipo de trabajo también propio, contratado por una empresa privada en concierto con la administración  publica, formado por un terapeuta, un psicólogo y cinco auxiliares. Para tramitar los expedientes de solicitudes existe un equipo de valoración, formado por un médico y varias enfermeras. 

En cuanto al CSPM, su horario es de 10 a 21h, todos los días excepto Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo . Su personal esta formado por tres ordenanzas, dos trabajadores sociales y la directora que dependen de la Consejería de Asuntos Sociales del Principado de Asturias. También hay tres limpiadoras contratadas por una empresa privada. Existe, también, una Junta de Gobierno formada por once miembros (presidente, vicepresidente, vocales y secretaria) que se renueva cada cuatro años. Es la que representa a los socios ante la dirección del centro, atiende las quejas y demandas de sus socios y proporciona información relativa al centro.

El acceso al mismo es gratuito para todas las personas mayores de 60 años, sin límite de ingreso (la única condición es que sólo se puede estar inscrito en un centro). Actualmente el CSPM de El Llano tiene casi 1300 socios.

Sus instalaciones están formadas por: cafetería-comedor (con personal contratado por una empresa privada), donde tienen todo tipo de juegos de mesa; sala de billar, biblioteca, peluquería, sala de tertulias, salas de rehabilitación y relajación, sala múltiple, despachos y talleres.

En el exterior, disponen de juegos como la llave, petanca, rana y bolos.

Las actividades que ofertan son: kárate-do, manualidades, coro, gimnasia, cocina, informática y teatro (de lunes a viernes, los fines de semana y festivos sólo se hace uso de las instalaciones); además de: mini cursillos puntuales sobre temas que demanden los socios, excursiones, visitas culturales, termalismo, viajes y organización de fiestas.

Todo el programa de actividades está financiado por la Consejería de Asuntos Sociales y la Fundación La Caixa.

También, los socios participan en un Programa de Voluntariado Intergeneracional en colaboración con el Centro Público del Llano, realizando actividades en conjunto con los/as niños/as de este centro educativo: les hablan de las vivencias de su época, les enseñan juegos tradicionales, realizan obras de teatro y títeres en conjunto, etc... A parte, también se reúnen en tertulias con los inmigrantes de la zona para enseñarles cosas de su comunidad y facilitar la integración de dicho colectivo.

Estuvimos charlando con uno de los “abueletes” y nos comentó que se encuentra muy, muy a gusto en el Centro, que sus instalaciones son las adecuadas y que el personal es muy bueno. Añadió que usa todos los servicios que hay y participa en las actividades y juegos; además, allí, se reune con sus amigos. Para hacerse socio, sólo tuvo que visitar el centro y hablar con la directora.

Cómo podéis comprobar, ¡nuestros/as abuelos/as no se aburren!. Nosotros/as fuimos, lo vimos y creemos que es un buen lugar para que nuestros mayores pasen su tiempo libre. Por lo que, desde aquí, animamos a todas las personas mayores que se sientan solas a que se acerquen por allí y comprueben que todavía pueden hacer un montón de cosas para pasárselo bien.

 

 

 

 

 

 

LA VENTANA  

nº 5 Mayo  2002