La ventana

nº2

la_ventana mini.jpg (3691 bytes)

DESCENSO DE CAÑONES

¿una alternativa a la playa?

Seguramente que a casi todos, se nos haya planteado alguna vez la opción de elegir entre la playa o la montaña, siendo lo más habitual escoger la primera, pues el agua suele constituir un elemento decisivo. Pero , lo que pocos saben, es que también la montaña ofrece la posibilidad de unos buenos remojones, salpicados de mucha, mucha emoción. Son los descensos de cañones, que como su nombre indica, se trata de bajar por los estrechos cauces de los ríos de montaña, encontrándonos , con un verdadero parque acuático compuesto por cascadas, resbaladizos toboganes de roca, y profundas pozas, en las que zambullirnos continuamente.

Las técnicas que emplearemos, serán una mezcla de montañismo y espeleología, y el material básico es un traje de neopreno que nos proteja del frío, cuerdas que nos permitan descender las cascadas, arneses con los que suspendernos de las cuerdas, y los aparatos específicos que faciliten ese descenso.

Algunos de vosotros, ya sabéis la sensación que se tiene al estar colgado de una cuerda pues el día de la fiesta de Navidad, montamos un rápel y una tirolina.

Por último, tener en cuenta, que estas actividades, son de por si peligrosas, y solo una preparación y material adecuado, así como la compañía de expertos, nos la harán asequible sin riesgo, pues la finalidad es pasárselo bien, y no jugarse el tipo. Por ello, si después de ver este artículo te pica el gusanillo, ponte en contacto con la federación o algún grupo de montaña o espeleología para que te asesoren.

Posdata: La próxima vez que decidas, ¿seguirás yendo a la playa?.

 

 

 

 

 

 

LA VENTANA  

nº 2 Abril  1998